setembro 03, 2005

KATRINA / Investigan a gasolineras de la Florida ante la abrupta alza de precios

Las autoridades de la Florida comenzaron ayer a investigar intensamente los incrementos en el precio de la gasolina surgidos tras el desastroso paso del huracán Katrina. A la vez, el costo del galón sobrepasaba la barrera de los $3.

La decisión de abrir la investigación fue tomada por el fiscal estatal, Charlie Crist, quien envió equipos de agentes policiales y personal de su oficina a indagar la situación de ese combustible en Miami, Ft. Lauderdale, West Palm Beach, Jacksonville, Ft. Myers, Orlando, Tampa, St. Petersburg, Tallahassee y Pensacola.

Crist dijo que la tarea inicial de los investigadores es determinar si el incremento del precio de la gasolina entra o no dentro de la definición oficial de ''especulación'', y aseguró que llevará a los tribunales cualquier violación que detecten.

El fiscal estatal dijo que hasta el inicio de la tarde de ayer, en el plazo que comenzó con el impacto del huracán, su oficina había recibido 1,050 quejas del público sobre el aumento indiscriminado del precio de la gasolina, y precisó que la investigación determinará si esos incrementos son provocados por las fluctuaciones normales del mercado o por el resultado de la especulación por parte de los dueños de las gasolineras.

''Es nuestro deber investigar cuando escuchamos que ha habido incrementos entre el 75 y el 90 por ciento en los últimos dos días, o informes de que las tasas de recargo han sido transferidas a los consumidores'', declaró Crist.

En su opinión, los floridanos ``han entendido que el impacto del huracán ha llevado a interrupciones en el abastecimiento de gasolina y a incrementos en los costos de producción, pero tenemos preguntas legítimas que deben ser respondidas. No se tolerará la especulación''.

En mayo del año pasado, Crist, candidato en la primaria republicana a la gobernación, desencadenó una investigación similar al afirmar que se manipulaba el precio de la gasolina, pero los resultados no se divulgaron ni hubo acusados.

Por otro lado, en un recorrido ayer por el condado, El Nuevo Herald constató que el galón de gasolina ha superado la barrera de los $3.

Aunque no se ha generalizado, un número creciente de estaciones están aplicando precios por encima de esa cifra en la gasolina regular, ya que la especial venció esa barrera en los últimos días.

En Kendall había gasolineras con gasolina regular a $3.09. En Miami-Beach se detectó otra que tenía el mismo precio, mientras que en Coral Gables, una tercera situó la venta en los $3.10. Las gasolinas especiales tenían un precio superior que fluctuaba entre $3.55 y $3.80.

De todos modos, no es nada comparado con ciertas gasolineras en Georgia, donde venden el galón entre $5 y $6.

El incremento del precio, supo El Nuevo Herald, ha provocado fuertes cabildeos en Washington. Allí, al calor de la emergencia en Nueva Orleans y las demás zonas afectadas por Katrina, los políticos parecen considerar la idea de llevar al gobierno a establecer un precio fijo al combustible, como en Europa. El argumento es reforzado por el hecho de que la mayoría de las petroleras ha declarado ganancias astronómicas.

Según una carta del congresista Clay Shaw al secretario de Justicia, Alberto Gonzales, las cinco petroleras más grandes ``tienen ganancias astronómicas, mientras los estadounidenses tienen que lidiar con el aumento de los precios''.

Según Shaw, Exxon-Mobil reportó el año pasado ganancias por $25,000 millones, y en el segundo trimestre de este año la cifra alcanza ya $7,500 millones. Conoco-Philips anunció que sus ganancias subieron a 80 por ciento el año pasado, British Petroleum vio un incremento de 35 por ciento, mientras Shell reportaba un 28 por ciento.

De momento, para encarar la situación, Estados Unidos decidió liberar 30 millones de barriles de petróleo de sus reservas estratégicas, anunció el secretario de Energía, Samuel Bodman.

A partir del martes, dijo Bodman, serán aceptadas las solicitudes de las refinerías de petróleo que quieran comprar ese crudo.

''Existe un proceso muy formal y estructurado con respecto a la venta del producto bajo la ley federal'', apuntó el secretario de Energía.

Bodman dijo confiar en que la liberación del cargamento estratégico provoque ''declive en el precio'', ya que ``esa es una función del mercado''.
RUI FERREIRA
El Nuevo Herald

Links to this post:

Criar uma hiperligação

<< Home